Después de la sesión de embarazo con Alejandra y Nacho, cuando estaban esperando a David, no podía haberme hecho más ilusión.